Cuerpo a la vista

Y las sombras se abrieron otra vez
y mostraron su cuerpo:
tu pelo, otoño espeso, caída de agua solar,
tu piel de pan apenas dorado
y tus ojos de azúcar quemada,
sitios en donde el tiempo no transcurre,
valles que sólo mis labios conocen,
alta meseta de tu vientre,
playa sin fin de tu costado.

Siempre hay abejas en tu pelo.
Tu espalda fluye tranquila bajo mis ojos
como las espalda del río a la luz del incendio.

Aguas dormidas golpean día y noche
tu cintura de arcilla
y en tus costas,
inmensas como los arenales de la luna,
el viento sopla por mi boca

Entre tus piernas hay un pozo de agua dormida,
bahía donde el mar de noche se aquieta,
cueva al pie de la montaña que esconde un tesoro,
boca de horno donde se hacen las hostias,
nupcias de la luz y la sombra,
de lo visible y lo invisible

Patria de sangre,
única tierra que conozco y me conoce,
única patria en la que creo,
única puerta al infinito.

Fragmentos del poema “Cuerpo a la vista”

de un poeta para mí…mágico

Octavio Paz

octaviopaz

 

About the Author:

Related Posts

2 Comments:

  1. Carlos enero 19, 2016 Reply

    Uno, dos, tres,….Subo las quejosas escaleras de un edificio lloroso. Un cuartucho triste oscurecido por una luz pestosa es lo que me encontraré pero eso no llegaré a sentirlo más que cuando reflexione sobre ello. No llegaré a sentirlo.
    Su voz me abraza y su mirada…..me abriga. Me ducho, nos duchamos. Su piel me hipnotiza cuando veo como el agua se desliza cuerpo abajo.
    La abrazo ante un espejo sin miedo a que las espinas se claven en mis manos. La veo. La siento. Me hace sentir. Se regodea en la suerte y consigue que traspase la frontera de los sentidos.
    Despedida. Seguramente en otro lugar estaría mejor. No. Seguramente en otro lugar despertaría mejor.

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *