A veces me visitan plantas…

A veces me visitan plantas. No hablan, no besan, no gimen, no suspiran, no participan, no nada. Inaccecibles, imposible saber que pasa por su plano cerebro. Así como las amebas  (carecen de sistema nervioso). Seres unicelulares. Absorben energía(vampiros energéticos) de manera exponencial.

La piel, de no rozarla con otra piel se va agrietando… Los labios, de no rozarlos con otros labios se van secando… Los ojos, de no mirarse con otros ojos se van cerrando… El cuerpo, de no sentir otro cuerpo cerca se va olvidando… El alma, de no entregarse con toda el alma se va muriendo.

Bertolt Brecht

 

About the Author:

Related Posts

2 Comments:

  1. Fernando abril 09, 2016 Reply

    Déjame sueltas las manos
    y el corazón, déjame libre!
    Deja que mis dedos corran
    por los caminos de tu cuerpo.
    La pasión —sangre, fuego, besos—
    me incendia a llamaradas trémulas.
    Ay, tú no sabes lo que es esto!

    Es la tempestad de mis sentidos
    doblegando la selva sensible de mis nervios.
    Es la carne que grita con sus ardientes lenguas!
    Es el incendio!
    Y estás aquí, mujer, como un madero intacto
    ahora que vuela toda mi vida hecha cenizas
    hacia tu cuerpo lleno, como la noche, de astros!

    Déjame libre las manos
    y el corazón, déjame libre!
    Yo sólo te deseo, yo sólo te deseo!
    No es amor, es deseo que se agosta y se extingue,
    es precipitación de furias,
    acercamiento de lo imposible,
    pero estás tú,
    estás para dármelo todo,
    y a darme lo que tienes a la tierra viniste—
    como yo para contenerte,
    y desearte,
    y recibirte!

    ……………… Pablo Neruda

Leave a Comment!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *